FORMACIÓN DE PADRES

El Colegio Manantial reconoce que la principal responsabilidad sobre la educación de los hijos es de los padres -"Primero los padres, después los profesores y después los alumnos"-. Para ello necesitamos padres y madres comprometidos, conscientes de que son los principales educadores de sus hijos. Manantial, como centro educativo, debe ayudar en esa tarea, tanto en la formación intelectual como en el desarrollo de las virtudes humanas y cristianas de los hijos.

El clima de confianza y libertad es muy necesario, tanto en el hogar como en el Colegio. También es fundamental la armonía, la estrecha colaboración entre padre y madre, entre familia y escuela. Esta atención a las familias es una de las más valiosas tradiciones del Colegio, tradición que continuamente se renueva con actividades y encuentros. Además de las fiestas del Colegio, se organizan también encuentros informales y deportivos, en los cuales las familias tienen un gran protagonismo. La Capellanía también organiza actividades de formación cristiana para padres.

En el Colegio Manantial se disponen todos los medios para que las familias de los alumnos(as) participen en la formación de los niños y niñas. En esa línea, contamos con la orientación familiar, que no sólo se limita a dictar cursos, sino que contempla la entrevista con los padres como un medio importantísimo para aunar criterios y compartir información acerca de la situación particular de cada hijo. Todo con el propósito de ayudar a su desarrollo integral como persona.

Adicionalmente, el Colegio ha elaborado un plan de formación para los padres, basado en charlas, reuniones, cursos y lectura de documentos sugeridos, con el fin de despertar un activo interés en la formación de sus hijos e hijas. La idea es ayudarles a descubrir y recorrer el camino trazado por Dios para cada uno de ellos.

Este plan se complementa con el Programa Padres Formadores, diseñado e implementado por EducaUC en todos los colegios con su Sello. Su objetivo es el fortalecimiento de la función educadora de las familias, basándose en el amor parental y en sus grandes inquietudes educativas. El programa busca trabajar en torno al vínculo existente entre las familias y el colegio elegido para sus hijos, con todo lo que ellos representan en sus vidas. También busca generar instancias informativas, reflexivas y de diálogo entre quienes viven realidades educativas similares para así, paulatinamente, formar comunidades de vida que apoyen y generen respuestas a la vocación de padres y apoderados. La idea es fortalecer los vínculos, para que la comunicación sea enriquecida permanentemente, de modo que cada familia cuente con las habilidades requeridas para su función educadora. Para facilitar la concreción de este proyecto, se nombró un Delegado de Formación en cada uno de los cursos en los que se da inicio al Programa, quien tiene la misión de facilitar y motivar el encuentro entre padres y apoderados y la institución educativa.